12:56 am
01 Octuber 2014


Don Rambaro

Bienaventurados los que saben compartir

Bienaventurados los que saben compartir

Un día a la vez —¿Cuándo acabamos abuela? —le pregunté mientras me sobaba el hombro y descansaba un poco. —Nomás que se acabe mijo, nomás que se acabe —contestó la abuela secándose el sudor de la frente. Ya llevábamos varios…